Una recuperación económica azul
Noticias

Una recuperación económica azul

Una recuperación económica azul

19/01/2021

Una recuperación económica azul

La conservación marina es clave para fortalecer la economía balear

La llegada de los fondos europeos para estimular la economía y abordar el desafío climático y la pérdida de biodiversidad está a la vuelta de la esquina. La forma en que invirtamos estos fondos en los próximos años marcará la diferencia entre volver a "lo de siempre" o empezar a transformar nuestra economía para hacerla más resistente al triple desafío del cambio económico, ecológico y social.

La conservación del mar Balear es clave para una recuperación económica sólida y a largo plazo, para la mitigación de los efectos del cambio climático y para el fortalecimiento de industrias clave para las islas como el turismo, la pesca y el sector náutico.

La crisis ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de las Islas Baleares debido a su alta dependencia del turismo, y es normal que se levanten voces que piden una mayor diversificación de la industria de las Islas Baleares para reducir nuestra dependencia exterior y nuestra vulnerabilidad. Esto es cierto y es importante avanzar en esta dirección y sentar las bases para un cambio a largo plazo; al mismo tiempo, nos encontramos en medio de una gran crisis y es incuestionable que la forma más rápida de recuperar la economía y generar los tan necesarios puestos de trabajo será a través de la reactivación del sector turístico. Pero esto no puede hacerse a cualquier precio. Debe hacerse apuntando en la dirección correcta. Creciendo en calidad y no en cantidad; favoreciendo las formas de turismo que añaden más valor económico y menos impactos sociales y ambientales. Esto es, más turismo de naturaleza y vida salvaje y menos turismo de fiesta.

 

Las Islas Baleares tienen un capital natural excepcional. Los fondos europeos brindan la oportunidad de mejorar el estado de su medio ambiente marino y costero y de posicionar a las Baleares como un destino sostenible a nivel mediterráneo. Hace unos meses propusimos siete líneas de acción en las que invertir los fondos europeos para recuperar nuestra economía y mejorar el mar y la costa balear. Ahora que los proyectos están en proceso de desarrollo y que los gobiernos empiezan a elegir sus prioridades de inversión es hora de volver a ponerlos sobre la mesa:

  1. Invertir en la mejora y ampliación de las áreas marinas protegidas, que tienen un gran potencial para generar muchos más beneficios de los que ya nos dan, como más pescado, más ingresos para el pescador y múltiples oportunidades para la economía local.
  2. Transformar la flota pesquera en la más sostenible del Mediterráneo, implementando tecnología de menor impacto y distribuyendo mejor el esfuerzo pesquero en el espacio y en el tiempo para ganar más pescando menos, como ya ocurre con la llampuga.
  3. Mejorar el tratamiento y la distribución del agua para poner fin de una vez por todas al vertido de aguas residuales sucias, el tema más vulnerable en la recuperación del turismo en las Islas Baleares.
  4. Formar un cuerpo de educadores ambientales y fomentar la creación de pequeñas empresas para aumentar la oferta de actividades educativas marinas de las que hay muy pocas en las Baleares pero de las que hay una demanda creciente.
  5. Involucrar al sector turístico en la conservación, restauración y limpieza de los ecosistemas costeros, ayudando a reubicar a Baleares como un destino verdaderamente sostenible.
  6. Financiar programas de conservación de especies vulnerables como cachalotes, tortugas, rayas, tiburones y praderas de posidonia, indicadores de buena calidad ambiental y la base para un turismo de naturaleza con gran potencial, pero aún subdesarrollado en estas islas.
  7. Duplicar o triplicar los esfuerzos en la investigación marina porque sin información y datos buenos y fiables no podemos avanzar.


Necesitamos un programa de inversión destinado a proteger nuestro medio ambiente marino y costero. Un programa para reactivar la economía protegiendo el mar Balear. La protección del mar puede ayudarnos a salir de la crisis económica. Seguiremos trabajando para asegurarnos de que los proyectos que se están diseñando en este momento tengan esto en cuenta.