Estrategia

Escuchar, coordinar y fomentar la acción

Coordinamos los esfuerzos locales y financiamos las medidas más efectivas para conservar el mar Balear. Para ello, alentamos el diálogo entre expertos y organizaciones para abordar los desafíos que afronta el medioambiente marino, forjando conexiones entre los más preparados para llevar a cabo proyectos con quienes pueden financiarlos.

Leer más

Generar conocimiento

Contar con información sólida y base científica es esencial para planificar medidas eficaces para mejorar nuestros hábitats marinos y costeros. Aunque existe gran cantidad de información sobre la conservación del mar, el conocimiento específico sobre las Baleares presenta lagunas. Marilles financia la investigación de estas lagunas, facilitando que las organizaciones locales compartan su información y alcancen consenso científico.

Identificar soluciones

Para dar con las soluciones, hemos creado grupos de trabajo multidisciplinarios que llamamos LAB, uno por cada área prioritaria identificada por Marilles. Los encuentros de cada LAB se celebran en todas las islas. Su punto de partida es un análisis consensuado de la situación actual, sus causas y nuestros objetivos. Todos los LAB están abiertos a cualquier persona u organización interesada que comulgue con nuestra estrategia y comparta nuestros objetivos.

Coordinar patrocinadores

Cuando los patrocinadores unen sus fuerzas se pueden conseguir grandes cosas. Marilles colabora con otras fundaciones para coordinar los esfuerzos en todo el Mediterráneo y encontrar nuevas vías de financiación para conservar el mar. Organizamos reuniones con patrocinadores y posibles donantes para informarles de la situación actual e inspirar una acción coordinada.

Nuestras prioridades

Áreas marinas protegidas

Cerca del 20 % de las aguas baleares disfrutan de protección legal, como Cabrera —el mayor parque nacional del Mediterráneo Occidental— y doce reservas pesqueras. Las medidas de protección han tenido un impacto positivo, pero en la mayoría de áreas el resultado no refleja su potencial. Queremos mejorar el alcance e impacto de las actuales Áreas Marinas Protegidas (AMP) para aumentar la biodiversidad y la población de peces, algo que se traducirá en beneficios económicos para la comunidad.

Pesca sostenible

La pesca profesional sigue siendo uno de los mayores focos de presión sobre el entorno marino de las Baleares. Pero el sector pesquero profesional se encuentra en declive. A nivel local, lo componen principalmente pequeñas embarcaciones, muchas de las cuales reconocen el beneficio de las reservas pesqueras y las defienden activamente. Estamos convencidos de que, con algunos cambios, la flota pesquera balear podría convertirse en la más sostenible del Mediterráneo, un modelo a seguir para la región.

Educación marina

La investigación alentada por Marilles demuestra que existe una gran demanda de educación medioambiental marina en las Baleares. Porque, aunque existen numerosas organizaciones que ofrecen actividades relacionadas con el mar, esta oferta no genera oportunidades. En concreto, hay pocas propuestas fuera del horario escolar para que los niños puedan aprender e interactuar con el entorno marino. Y el turismo y el sector náutico muestran un creciente interés en participar de esta oferta, algo que brinda enormes posibilidades de cambio.

Qué necesitamos

Qué necesitamos

El cambio que queremos presenciar

Cuando imaginamos las Baleares de 2030, vemos unos excelentes ecosistemas marinos y costeros, con abundante vida marina y recursos pesqueros que contribuyen a la prosperidad económica de la región. Para conseguirlo necesitamos:

1

Áreas marinas eficazmente protegidas

Una red robusta y bien administrada de Áreas Marinas Protegidas que favorezca una mayor biodiversidad y el incremento de la población de peces, generando beneficios a la comunidad.

2

Pesca sostenible de bajo impacto

Un uso de prácticas sostenibles y de bajo impacto que permita a los profesionales de la pesca llevar una vida digna sin degradar el medio ambiente del que dependen. Una pesca recreativa sostenible para el disfrute de residentes y turistas.

3

Una sociedad involucrada

El reconocimiento, por parte de la sociedad y de los principales agentes económicos, de la importancia del entorno marino para el desarrollo. Que hoteles, centros de buceo, clubes náuticos y la población adopten medidas para preservar este patrimonio crucial.

Informe anual