Debora Morrison, directora de conservación de Palma Aquarium
Noticias

Debora Morrison, directora de conservación de Palma Aquarium

Debora Morrison, directora de conservación de Palma Aquarium

02/09/2020

La Fundación Palma Aquarium para la Protección del Medioambiente se dedica a la conservación, la educación ambiental y la investigación científica. Uno de sus objetivos es educar a los niños para que sean responsables y conscientes de las principales amenazas de la era actual. Hablamos con Debora Morrison, la directora de conservación de Palma Aquarium y vocal de la Fundación Palma Aquarium.

¿Cuál es tu trayectoria y cómo llegas a Palma Aquarium?

Mi trayectoria se basa en el manejo y gestión de animales marinos. Soy conservadora cualificada y he trabajado durante muchos años en el tema de recuperación de fauna marina, sobre todo con cetáceos, tiburones y tortugas marinas. Llegué a Palma Aquarium justo antes de que se abriera al público para gestionar el departamento de educación ambiental y conservación. Hacía un mes que había dejado mi anterior trabajo y pensé que quería tomarme un año sabático. Nunca llegó ese año, ya que al mes exacto estaba trabajando para Palma Aquarium.

¿Qué es el Centro de Recuperación de Palma Aquarium y qué trabajo realizáis?

Con frecuencia, navegantes y pescadores avistan ejemplares de tortugas heridas o enfermas que necesitan ayuda. Una llamada a los servicios de emergencia (112) activa el protocolo de rescate. Lo primero es llevarlas al Centro de Recuperación. Allí los trabajos que se realizan son muchos: desde limpieza de tanques, filtraciones o tomas de temperatura, hasta preparación del alimento, tratamiento de los animales, traslados a la clínica veterinaria Aragó, recogida de datos de animales individuales y registros diarios de observaciones y comportamiento.

 

El equipo de trabajo se encarga de administrar los medicamentos, realizar las curas específicas de cada caso y seguir el programa de alimentación. En ocasiones, las tortugas marinas pueden requerir más de un año de recuperación hasta poder volver al mar.

¿Cómo es tu día a día?

Nunca es igual y tampoco nunca sé lo que me depara. Algunos días hay más trabajo de oficina y otros con los animales. Hay veces que tengo programado realizar ciertas tareas y entra un aviso de rescate de animal y se tiene que dejar todo y organizar, coordinar y gestionar la operativa de rescate. A parte del trabajo directo con los animales, nuestra Fundación también participa en diferentes proyectos, estudios e investigaciones y precisamente por ellos hay que atender a reuniones, conferencias, debates y presentaciones.

Otra tarea es la de atender a los colegios que nos visitan, preparar las clases y actividades, atender a los profesores y realizar las reservas y coordinar las actividades elegidas de nuestro programa de educación ambiental. Estas actividades también las creamos nuestro equipo desde Palma Aquarium, por lo que supone también trabajo y muchas horas de creatividades en equipo.

Háblanos de las tortugas.

La reacción del ser humano cuando encuentra una tortuga enmallada es la de querer liberarla de lo que la envuelve y dejarla libre en el mar, pero esta es una mala praxis.

Las tortugas son animales increíbles. Son muy fuertes pero en la actualidad son una de las especies que más atendemos en el centro de recuperación debido a las muchas amenazas que se encuentran en su hábitat. Uno de los impactos más significativos es el de enmallamientos en redes fantasma. Estas redes son cualquier tipo de basura, cabos, botellas que están descartadas o bien han servido como una red de subsistencia de las poblaciones costeras del norte de África. Se sueltan en el mar y son una trampa peligrosa para las tortugas. Muchas de ellas se enmallan las aletas y si tienen suerte de encontrarse aún vivas, lo más probable es que haya que amputar una aleta. Otras tortugas no corren tanta suerte y miles mueren cada año debido a esta causa.

Si la tortuga tiene una aleta estrangulada y se ha interrumpido la circulación sanguínea, la sangre en la aleta se vuelve tóxica y al soltar lo que le estrangula permite que esa sangre tóxica fluya por el resto del animal y lo aboca a la muerte. La mejor praxis cuando se encuentra un animal marino enfermo o herido es la de llamar al 112 y ellos avisan a los equipos de rescate que se ponen en marcha de inmediato.

Este año en Baleares ha habido muchos casos de rescate de tortuga marina, bastantes más que el año pasado. La tendencia según los últimos 2 años es a incrementar cada año.

Las tortugas marinas me enseñan algo cada día. Cada caso es independiente y diferente, cada animal tiene su carácter y responde a la comida, tratamiento y cuidados de una forma singularmente suya.

A mí los animales me enseñan que nosotros como especie deberíamos de ser más respetuosos y cuidadosos con todos los ecosistemas y ambientes naturales. Deberíamos ser más atentos y considerados con nuestro entorno y deberíamos pensar mucho más en el futuro que queremos dejar para los que vengan detrás de nosotros.

¿Cuáles dirías que son los retos de la conservación marina en Baleares?

Quizás se precisa de mayor vigilancia en el mar o multas más cuantiosas. Hay entidades que prefieren pagar la multa a dejar de pescar con estos métodos destructivos. El mar no entiende de fronteras y debemos hacer un gran esfuerzo en conservar a las especies marinas y la salud del mar.

La conservación del mar Balear está en declive, pero es cierto que en los últimos años hay un movimiento social hacia la conservación del medioambiente. Lo que pasa es que se ha abusado tanto que está muy herida. Nunca había visto tantos plásticos como este año y estoy segura de que es uno de los años en los que se ha vertido menos basura en el mar. Hay mucho trabajo que hacer, falta conciencia. Una generación que veo que precisa de educación es la de los jóvenes de entre 25 y 35 años. Es como si esta generación se hubiera quedado en un limbo. Los jóvenes de 16 a 20 años están muy “verdes”, pero hay un rango de edad que parece que haya quedado olvidado.

Creo que en los últimos años se está trabajando bien y mucho, pero quizá debemos legislar pesquerías y métodos dañinos de pesca a un nivel político y social. Un ejemplo es que en los últimos meses se han vistos redes de deriva impactando en grandes cetáceos. Estas redes están prohibidas en España desde el año 2000. Sin embargo, su presencia ha aumentado este año, y no son redes españolas sino de países lindantes. 

Test rápido para enamarados

Una lectura: La Biblia.
Una imagen: Calas de color turquesa.
Una especie marina: Delfín.
Una organización o persona de referencia: Barack Obama y Jaques Mayol.
Una playa: Cala Sa Nau.
Una frase que te defina: Valiente y tenaz.
¿Optimista, realista o pesimista? Optimista.