Conozcamos nuestras algas
Noticias

Conozcamos nuestras algas

Conozcamos nuestras algas

26/05/2020

Las algas son un elemento clave de nuestros ecosistemas marinos; una característica distintiva de nuestros paisajes marinos. Proporcionan comida y refugio a varias criaturas; secuestran carbono y otros nutrientes; oxigenan las aguas costeras y neutralizan la acidificación de los océanos. Sin embargo, siguen siendo uno de los elementos menos conocidos de nuestros mares. Aprendamos más sobre ellas y algunas de las especies que viven en las aguas baleares.

Las algas difieren de las plantas marinas (como la Posidonia oceanica) en que no tienen tejidos diferenciados, raíz, tallo, hojas, flores y frutos. Por tanto, las algas absorben los nutrientes a través de sus tejidos en forma de hoja.

Las algas se encuentran principalmente en ambientes costeros, ya que necesitan luz para sobrevivir. Según su color, se clasifican en algas verdes, pardas y rojas. Las algas pardas y rojas tienen pigmentos adicionales que les permiten fotosintetizar a mayor profundidad.

Podemos aprender mucho sobre el estado de los ecosistemas marinos por medio de las algas. Algunas algas verdes como Ulva y Enteromorpha son de crecimiento rápido y pueden evidenciar un exceso de nutrientes en el agua; mientras que la presencia de algas pardas como la Cystoseira puede ser indicadora de buena calidad del agua. Algunas algas rojas calcáreas parecen piedras que se denominan "rodolitos" y forman uno de los hábitats marinos más frágiles y ricamente diversos en las aguas mediterráneas.

Las algas marinas de Baleares pueden ser autóctonas o invasoras. Entre algunas de las especies comunes nativas encontramos:

  • Caulerpa prolifera (verde): se encuentra en sedimentos fangosos de menos de 20 m. Se ha observado en las bahías de Pollença, Alcúdia, Portocolom, Fornells, Addaia, Talamanca y Estany des Peix;
  • Cystoseira (parda): necesita de una buena calidad del agua para crecer y por tanto sirve como bioindicadora. Algunas de sus especies contienen vesículas de aire en sus estructuras que las ayudan a soportar corrientes fuertes;
  •  Algas coralináceas Phymatholithon, Lithothamnion, Lythophyllum (rojas): se observan hasta 100 m de profundidad. Calcifican carbonatos de color rosa en sus paredes celulares y forman la base de los hábitats marinos maërl y coralígeno, muy ricos en especies y protegidos por Ley.

Observaciones de especies invasoras alrededor de las Islas Baleares comenzaron hace más de 30 años. Las especies invasoras pueden llegar de muchas maneras: a través de filtros de agua acuarios, aguas de lastre de los barcos o transportadas en anclas. El aumento de la temperatura del agua ha favorecido la propagación de especies invasoras. Algunos ejemplos de especies invasoras comunes en Baleares incluyen:

  • Acrothamnion preissii (roja): de origen Indo-Pacífico, filamentosa, coloniza sobre otra vegetación formando densos mantos similares al algodón. Se encuentra entre los 5–70 m de profundidad del agua;
  • Asparagopsis armata (roja): de Australia, común en invierno y primavera, frecuente en el mar Balear hasta los 10–15 m de profundidad;
  • Asparagopsis taxiformis (roja:) del oeste de Australia, observada en todas las islas principalmente entre los 10–30m, bajo potencial invasivo;
  • Caulerpa cylindracea (verde): del sudeste de Australia, tiene uno de los potenciales invasores más elevados del mar Balear, común entre los 40–45 m;
  • Caulerpa taxifolia (verde): nativa del Mar Caribe, tiene un color verde fluorescente, presente en Cala d’Or, actualmente en regresión;
  • Halimeda incrassata (verde): del Océano Atlántico e Indo-Pacífico, calcárea, puede amenazar los ecosistemas nativos, se encuentra en el sudoeste de Mallorca y Cabrera;
  • Lophocladia lallemandii (roja): procedente del Mar Rojo, se encuentra en todas las islas hasta los 25 m;
  • Womersleyella setacea (roja): originaria del Archipiélago de Hawái, filamentosa, produce pérdida de biodiversidad en hábitats coralígenos, observada en todas las islas entre los 25–45 m;

Es importante vigilar la llegada y expansión de las especies de algas invasoras, ya que pueden transformar rápidamente nuestros hábitats marinos y tienen el potencial de tener un gran impacto en las poblaciones de peces y la diversidad de especies. El seguimiento de la presencia de especies invasoras en aguas baleares es el objetivo del proyecto “Algas Invasoras” de la plataforma de Ciencia Ciudadana Marina de Observadores del Mar. La Fundación Marilles está trabajando estrechamente con Observadores del Mar para desarrollar un amplio programa de ciencia ciudadana marina en Baleares.

 

Alga verde nativaCaulerpa prolifera. Fuente: Xavier Salvador.

 

Algas rojas coralináceas (color rosa) formando el habitat de maërl. Fuente: COB-INDEMARES.

 

Alga roja invasora Asparagopsis taxiformis. Fuente: Fiona Tomas.

 

Alga verde invasora Caulerpa cylindracea. Fuente: Enric Ballesteros.

 

Alga verde invasora Halimeda incrassata. Fuente: Enric Ballesteros.