El camino hacia el residuo cero
Noticias

El camino hacia el residuo cero

El camino hacia el residuo cero

04/03/2021

El objetivo estratégico de Rezero en Baleares para los próximos años es demostrar la viabilidad de un modelo de producción y consumo basado en la prevención de residuos y la reutilización; crecer tejiendo alianzas a nivel político, económico y social; y situar las Islas como un territorio de referencia a nivel europeo en el camino hacia el Residuo Cero.

Rezero –en red con otras entidades– seguirá de cerca la entrada en vigor de la Ley Balear de Residuos prevista finalmente este mes de marzo, para asegurar el despliegue al máximo de las medidas de prevención y reutilización contempladas, desde el nivel autonómico hasta el ámbito municipal. El reto de aterrizar la Ley consiste en desarrollar al máximo su articulado, e involucrar al sector económico y la sociedad en la transición hacia la sociedad Residuo Cero.

En este sentido, Rezero trabajará para experimentar en las Islas Baleares un sistema integral de reutilización de envases de bebidas, alimentos y multi-productos –vinculado a las iniciativas políticas, económicas y sociales– aprovechando el contexto de implantación de los Sistemas de Depósito de Devolución y Retorno (SDDR) para favorecer la inclusión de envases reutilizables en el sistema.

El contexto que ofrecen las Islas Baleares es idóneo para la experimentación de nuevos modelos de producción y consumo local basados en la reutilización y la prevención de residuos, que aporten valores sociales y ambientales a la economía, y que puedan servir de inspiración a otros territorios. Un modelo basado en la reutilización de envases permitiría reducir considerablemente los residuos de envases generados en las Islas, revalorizando y alargando la vida útil de los materiales y disminuyendo los impactos sobre los recursos naturales y los ecosistemas. El proyecto también demostraría que optar por la reutilización es también una oportunidad para generar ocupación, relocalizar y simplificar los procesos de producción y consumo, y aportar valores ambientales y sociales al modelo económico de las Islas.

Más allá de este proyecto, Rezero seguirá trabajando para consolidar una red activa de entidades ambientales, sociales y económicas para la reducción de residuos y el impulso de la reutilización en las Islas.

Y es que una de las estrategias clave de esta propuesta es el vínculo y el trabajo en red con los actores políticos, económicos y sociales, aprovechando las sinergias generadas por el escenario político de despliegue de la Ley de Residuos Balear, las inquietudes del sector económico para buscar alternativas en el envasado desechable, y las demandas sociales y ambientales de modelos de consumo más locales y sostenibles.

En definitiva, Rezero trabajará en Baleares para demostrar la viabilidad de un modelo local de producción y consumo, que pueda ser referente de prevención de residuos y reutilización para otras regiones europeas, y hacer visible una alternativa posible y viable al modelo productivo y de consumo de usar y tirar.