Marilles news June 2021
News

Marilles news June 2021

Marilles news June 2021

22/06/2021

El 4 de junio la flota pesquera balear hizo huelga para protestar contra el reglamento europeo que obliga a reducir los días de trabajo de la flota de arrastre un 40% en los próximos 5 años. Este reglamento es necesario porque ayudará a recuperar poblaciones de peces del Mediterráneo con niveles de sobreexplotación pesquera muy elevados. Pero no se puede aplicar igual en todas partes porque hay flotas como la balear que ya han reducido su esfuerzo pesquero y otras que no han reducido prácticamente nada como es el caso de las flotas peninsulares. Aplicar el reglamento por igual en todas partes tal y como parece que quiere hacer el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación penalizaría injustamente a aquellos que ya han hecho los deberes. Desde Marilles apoyamos la petición de un trato diferencial hacia la flota de arrastre balear.
 
Desafortunadamente, lo que es una demanda legítima y justificada por parte de los pescadores, ha quedado ahogada por el ruido y los mensajes confusos que han salido del mismo sector pesquero. En lugar de poner en valor los esfuerzos realizados y dirigir la petición al ministerio, la huelga apuntaba contra la Comisión Europea y se hacía piña con flotas que no han hecho los deberes. También se iba en contra del Reglamento de Control de la UE una herramienta imprescindible para garantizar la buena gestión de los recursos pesqueros y que protegerá a las flotas que cumplan. En definitiva, un esfuerzo mal dirigido, y una oportunidad perdida de poner a la flota balear como modelo a seguir.
 
El sector pesquero de Baleares tiene una gran historia que contar: ha reducido los días de pesca, pero ha mantenido el nivel de capturas y de ganancias demostrando que es posible trabajar menos y ganar igual porque menos días de pesca se compensan con incrementos de captura y renta. También ha sido pionero con la creación de reservas marinas que, aunque están muy lejos de su potencial han ayudado a incrementar la biomasa de peces. Todavía hay mucho trabajo por hacer, pero la experiencia balear marca un camino a seguir a nivel peninsular y mediterráneo. Es una lástima que en lugar de poner todo esto en valor y posicionarse como líder en pesca sostenible, el sector balear haya preferido diluir el buen trabajo realizado juntándose con flotas que no han hecho el mismo esfuerzo. Es como tener un equipo de fútbol que teniendo la opción de jugar la Champions League prefiere jugar la liguilla del descenso. 

Seguir leyendo la newsletter